BIENVENIDOS AL SITIO WEB DEL CLUB SANJUSTINO

Gabriela Arias Uriburu cerró una fiesta de lujo

 La licenciada en Comunicación Social presentó su libro “Después de todo”. Allí habla de sus tres hijos, que fueron llevados por su padre a Jordania.

 

La edición N° 18 de la Fiesta del Libro y la Cultura del Club Sanjustino tuvo su broche de oro. Se trató de la conferencia de Gabriela Arias Uriburu. Esta mujer sufrió la partida de sus tres hijos, que fueron llevados por su padre a Jordania, en 1997.

La licenciada en Comunicación Social presentó su libro “Después de todo”donde narra los viajes al país oriental. Además de contar sus historias de vidas se prestó a contestar cualquier pregunta que le hacía el público presente.

“Es un libro que está dejando mucha huella y fue un poco el propósito, dejarle a la vida y la gente la insignia de la posibilidad, de la fuerza, que uno puede hacer una historia de superación y no quedarse en víctima. Quedan valijas, libros de sabiduría con respecto al amor, la relación entre Oriente y Occidente, si es posible la paz o no, fue una universidad de todas las materias filosóficamente, psicológicamente, humanamente, me llevó a transformarme como mujer. Ubicar al niño como figura primordial en la familia, que mi historia deje esa huella, que los gobiernos, la gente abocada a trabajar con niños entiendan que ellos son la prioridad y no los padres”, dijo Gabriela.

La presidenta de la subcomisión de Cultura, Yolanda Bertoldi, contacto a Arias Uriburu en noviembre de 2011 para que visite la ciudad.

“No era sólo la ausencia de mis hijos sino las cuestiones políticas, mundiales, ingresar a Jordania por el terrorismo. El mundo se convirtió en un desafío. La gente me pedía que le enseñe a traspasar el dolor. Hubo un momento muy crítico para mí, porque me quedaba en el lugar de la víctima o me ponía en un lugar de servicio hacia la historia en sí. Las historias se hacían tan grandes que ya no éramos nosotros, sino la historia. Empecé a preguntarle a la historia cuál era la misión porque pasaban los años y las cosas se ponían más difíciles pero el vínculo con mis hijos era cada día más fuerte. Los hijos no son tuyos sino de la vida, yo agradezco al pueblo argentino que me desee que me reencuentre con mis hijos, yo ya lo hice, desde el alma permanecemos siempre juntos pero los hijos deben desplegar las alas y volar hacia su propia vida. Esta es mi historia, no la de ellos. Es el amor y el desapego que todo padre debe desarrollar, es muy difícil. Es lo que nuestros jóvenes nos piden, que maduremos, que seamos adultos”, agregó.

Gabriela estuvo acompañada por las integrantes de la subcomisión, entre ellas Hilda Bugna de Nicola, quien reflexionó sobre esta edición de la fiesta.

“Tenía que ser una edición especial porque es en el marco de los 100 años del club, estamos trabajando desde hace muchos meses y se logró lo que queríamos. San Justo respondió a nuestra invitación. Nos ayudaron las autoridades, empresas, comercios para recaudar el dinero para solventar esto que es gratuito”, finalizó.

1x1
 
 
Fuente: Sanjustonoticias.com