BIENVENIDOS AL SITIO WEB DEL CLUB SANJUSTINO

SANJUSTINO IMPUSO CONDICIONES

Mati Galligani fue el conductor del verde en gran parte del juego. Foto: Matias Moroni

 

Sanjustino doblegó 84-65 a Rivadavia A en el primer juego de la serie del Final Four. El matador desplegó un gran juego colectivo, golpeó en los momentos justos y gozó de goleo repartido para superar a un rival que recién en el peldaño final se puso a 7, pero luego se fue de partido y el local retomó la amplia ventaja. Gabiel Delbón fue el goleador del conjunto de San Justo con 18 unidades mientras que Francisco Spicchiali culminó con 17 puntos en el rojo. El día lunes se jugará el segundo punto en el Cerati. Síntesis.

 

PACIENCIA, JERARQUÍA Y CONTUNDENCIA. Crónica: Matías Moroni, para Basquetboleando.com

 

El primer período fue de trámite repartido. Con Juan Cansina convirtiendo un triple y un doble para el matador y en la visita Francisco Spicchiali desde 6,75 y Nahuel Basualdo en bandeja, tras gran asistencia de Mariano Ciorciari, significaban el empate en 5 con apenas 3 minutos disputados. Luego Sanjustino impuso un parcial de 10-0 con otros 5 tantos de Cansina (doble bajo los tableros y un triple), un doble de Giletto, un simple de Gaido y otro doble de Delbón. 15-5 en el electrónico y pedido de tiempo muerto para la visita.

 

El retornar Rivadavia A mejoró en ataque, encontrando soluciones con Spicchiali y el ingreso de Oyarzabal. Éste último acertó un triple con tablero y luego con sendos dobles de Ciorciari y Spicchiali el rojo imponía un parcial de 7-0 y quedaba 15-12 abajo con 2 minutos en juego. El dueño de casa con dos conversiones más desde la pintura se llevó el primer segmento por 19-12.

 

En el segundo cuarto se produce el primer gran quiebre del partido. Sólido en defensa, rápido en contragolpes y con mucha paciencia en ofensiva, el matador encontraba soluciones en diversos jugadores.  Parcial de 12-3 en poco más de 3 minutos para que el conjunto dirigido por Blanc ganara 31-15. La visita se mostraba irresoluta, sin sorpresa en sus movimientos y con lanzamientos forzados. De a poco la cantidad de fules acumulados en Rivadavia fue resultando determinante para el desarrollo, por mencionar los casos de Martín Salinas y Nahuel Basualdo con 3 faltas personales. Sobre los instantes finales aparecieron Delbón con dos dobles y Galligani con un triple para que al finalizar el primer tiempo Sanjustino gane 40-22. Apenas culminó éste peldaño, integrantes de ambos equipos se acercaron a al terna arbitral pero no pasó a mayores. De todas formas el árbitro Juan Fernández decidió sancionar con una falta técnica a cada entrenador, lo que generaba la expulsión del técnico visitante por recibir la segunda en el encuentro.

 

El tercer cuarto se desarrolló bajo una paridad absoluta. Equipos intensos, apelando a sus variantes y encontrando gol por distintas vías. En Sanjustino era determinante el juvenil Delbón (quien aportó 8 puntos en este período), mientras que en la visita desequilibraba el interno Spicchiali con 6 tantos. Si bien ambos entrenadores (Rivadavia bajó la conducción de Roberto Giunta) apelaban a constantes cambios, el ritmo del partido no decaía y la igualdad en este pasaje era manifiesta, a tal punto que el segmento favoreció al local por 21 a 20. Pero la diferencia total en el electrónico era evidente: 61-42 al cerrar el capítulo.

 

En el inicio del último cuarto Rivadavia salió decidido a vender cara su derrota. Intercambiando zonas con defensa personal, atento para recuperar la bola y efectivo en ofensiva, el elenco visitante era superior al matador en todo aspecto y así fue achicando disntancia. Un parcial de 10-3 en poco más de 2 minutos de juego lo debajan 64-52 abajo y entraba decididamente en la pelea.

 

Poco cambió tras el tiempo muerto solicitado por Francisco Blanc. El rojo estaba en su mejor momento y, por contrapartida, a Sanjustino le costaba muchísimo encontrar lanzamientos fáciles. Cuando promediaba el segmento Quintana, Oyarzábal y Correnti encestaban tres triples consecutivos y Rivadavia se ponía a sólo 7 puntos de distancia con poco más de 6 minutos para jugar.

 

Cuando el desarrollo daba indicios de que el final sería cerrado, finalmente no ocurrió. Porque el juego se tornó bastante cortado por ambos lados y la intervención de la terna arbitral generaba quejas en los equipos. Puntualmente una jugada en particular fue lo que marcó un antes y un después. Porque tras perder la pelota Rivadavia en un ataque, Quintana le comete falta a Solari cuando éste recién salía de su campo. No fue fuerte el mismo, pero si hubo contacto. El árbitro Juan Fernández sancionó esa falta como antideportiva y explotó todo el banco visitante, totalmente en desacuerdo con el fallo.

 

Lo cierto es que desde allí Sanjustino, por mérito propio, manejó el trámite a su antojo y volvió a sacar grandes distancias ante un rival que, desde esa jugada mencionada, se fue totalmente del partido. Delbón, Cansina, Giletto y Arevalo se encargaron, en los instantes finales, de que el matador retoma la ventaja obtenida y se quede con el cotejo por 84 a 65.

 

SÍNTESIS:

 

SANJUSTINO 84: Matías Galligani 7; Exequiel Gaido 6; Gabriel Delbón 18; Salvador Giletto 12; Juan Cansina 15 (FI); Nicolás Solari 10; Emanuel Arévalo 14; Nicolás Copello 2; Gastón Córdoba 0; Pablo Grismado 0. DT: Francisco Blanc.

 

RIVADAVIA A 65: Mariano Ciorciari 7; Martín Salinas 2; Sebastián Correnti 6; Francisco Spicchiali 17; Nahuel Basualdo 11 (FI); Matías Oyarzábal 10; Franco Quintana 6; Víctor Cepeda 4; Pablo Sueldo 0; Renzo Giunta 2. DT: Sebastián Ciorciari.

 

 

PARCIALES: 19-12 // 21-10 (40-22) // 21-20 (61-42) // 23-23 (84-65 FINAL).

ÁRBITROS: Juan Fernández - José Zweifel - Danilo Molina.

ESTADIO: Cuna de Matadores.